Blogia
dcdetodounpoco

partido robado

partido robado

En el primer minuto el Liverpool ya había dado la primera muestra de hostilidad. ’This is Anfield’, y aquí se viene a sufrir. El centro del campo dispuesto por Aguirre estaba diseñado para evitar morir ahogados ante el empuje inglés, espada de Damocles que en este estadio se clava constantemente en el rival durante los noventa minutos. Fibra no exenta de toque. El mejicano tenía en mente un único plan, ganar al Liverpool con su propia pistola, con el arma que mejor conoce, el contrataque. Con el buen momento de Simao como principal baza y la pólvora de Forlán como único referente en punta

.Comenzaba a sufrir el Atlético cuando llegó su momento. Minuto 36. Antonio López, totalmente centrado en labores defensivas hasta el momento, se escapa por la derecha, controla magistralmente con la diestra un pase de Maniche, asiste a Maxi, que evita al defensa con un primer toque de clase y fusila a Reina con el segundo. Golazo. Los más de 2.500 seguidores atléticos estallaban de júbilo, la hermanada afición inglesa se sumía en la penumbra, y Torres se mordía el labio, tal vez para evitar celebrarlo.

No sabemos si Aguirre o Ignacio Ambriz, lo cierto es que el banquillo rojiblanco reaccionó y por fin entró en acción Agüero, que sustituyó a Forlán. El argentino apenas pudo aportar gran cosa. El día soñado estaba resultando a la perfección a falta de un minuto, justo cuando el asistente de Martin Hansson pitaba un inexsistente penalti sobre Gerrard. El propio Gerrard se encarga de subir el empate al marcador. No hay tiempo para más. El atletico empata y no se clasifica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres